Blog

Rashel Diaz / Blog  / Cómo la Fe en Dios me ayuda a levantarme cada mañana

Cómo la Fe en Dios me ayuda a levantarme cada mañana

Tener una visión positiva para afrontar con optimismo cada día es lo que me da fuerza para empezar siempre con buen ánimo. Desde que me acerqué a Dios, la Fe me dio una nueva perspectiva.

Ya no era un amanecer más, sino una oportunidad para volver a empezar. En un punto de mi vida entendí que no estaba sola y poco a poco encontré la luz que necesitaba para  volver al ruedo sin temores.

Cada día doy gracias por mi familia, mis hijos y la salud de mis seres queridos. Él me colmó de bendiciones y es mi decisión disfrutarlas al máximo. Por eso mismo, no te detengas en lo malo, admira todas las cosas buenas que tienes alrededor y cambia ahora tu perspectiva.

¡Nunca pierdas la Fe!

Todos tenemos momentos en que nos enfrentamos a situaciones complicadas, y hay cuestiones que requieren de más valor y paciencia de la que creíamos, pero la única opción que queda es confiar. Convierte las dudas en Fe y verás que cosas buenas empiezan a suceder, sacarás tiempo y ánimo de donde no sabías que tenías.

Cuando lo necesité, mi Señor escuchó mis dilemas y me acompañó en mis luchas, pero sobre todas las cosas me enseñó que la fuerza está en mi interior y soy la única que puede hacerme avanzar o retroceder.

Sonríe y agradece esos momentos complicados, porque son su forma de hacernos más fuertes y detraes de ellos hay una enseñanza. Recuerda… Dios aprieta pero no ahorca y las quejas no hacen más que distraernos. Inicia cada mañana, haz tu mejor trabajo y todo lo que quieras lograr, ponlo en el nombre de Dios.

Comentarios