Blog

Rashel Diaz / Blog  / 6 cosas que hacemos las mujeres y los hombres no entienden

6 cosas que hacemos las mujeres y los hombres no entienden

Estimados señores:

Seguro creen que es más sencillo comprender una clase de ingeniería espacial que la mente de las mujeres. Muchas veces deben haber deseado tener el super poder de leer el pensamiento para intentar descifrar por qué hacemos cosas que a ustedes les parecen ilógicas.

Es cierto, tienen razón en que es complicado, ¡a veces ni nosotras nos entendemos! Pero si a estas alturas ni la ciencia ha logrado comprendernos creo que seguiremos siendo un misterio sin resolver hahahaha.

Sin embargo, me pareció buena idea hacer una guía sencilla para intentar explicar algunas de esas costumbres raras que nos definen como mujeres. Así que hombres entiendan que:

¡Al baño se va en grupo!

Cuando estamos en lugares públicos todas necesitamos un espejo y una amiga que nos confirme que estamos perfectas. Mientras que para los hombres es sólo un lugar funcional, para las mujeres es un espacio de risas y encuentros. Las paredes de los baños conocen tooodos los cuentos, miedos, accidentes y secretos que no son aptos para todo el público hahaha.

Aunque pedimos opiniones, siempre vamos a hacer lo que queramos

Entiendan que cambiar la mentalidad de una mujer ya decidida es muy difícil. En ciertas cosas, sólo les preguntamos para ver si coincidimos, pero en realidad ya nuestras amigas nos dijeron qué tenemos que hacer o usar, así que no se preocupen si hacemos todo lo contrario a lo que nos dijeron.

¡Primero muerta que sencilla!

Nunca entenderán lo que hacemos para estar de punta en blanco. Hombres, usamos tacones porque nos hacen ver más esbeltas, no por comodidad ni porque sea fácil caminar. Todas esas horas que pasamos frente al espejo maquillándonos y cambiando de ropa, valen cada segundo cuando terminamos y nos sentimos las más hermosas del mundo.

Por mas ropa que haya en nuestro armario, ¡nunca tendremos que ponernos!

Suele pasar porque imaginamos un outfit y después no logramos armarlo. Sentimos que nada se ve bien, nada nos convence o nos falta algo. Por eso, el closet de nuestras amigas es mejor que cualquier boutique para solucionar problemas de moda.

El mayor placer es quitarnos el brasier

Aunque suene un poco tonto, eso es todo lo que deseamos al llegar a la casa. Pasar todo el día luchando con las tiras y los aros es una molestia, sobre todo cuando hace calor. La comodidad que sentimos al sacarlo, ¡no tiene precio! Ese instante es como el mejor acto de liberación femenina.

Llenamos el bolso de cosas inútiles por las dudas

Sobre todo cuando eres mamá sabes que siempre hay algo más para llevar “por si acaso”. Muchas pareciéramos que vamos cargando una maleta, cuando sabemos que nunca vamos a necesitarlo todo, pero siempre es mejor prevenir que lamentar.

Cada vez que hablo con algunas mujeres no puedo evitar reírme de las cosas que hacemos sin darnos cuenta. Todas tenemos manías que por lo visto son parte de nuestra naturaleza.

Si pensabas que sólo tú tenías costumbres raras ¡relájate, no estás sola! Somos muchas más de las que crees. Así que tomemos este momento para burlarnos de nosotras mismas y de las cosas que solo nosotras hacemos y que los hombres jamás entenderán.

¿Se te ocurren más cosas? Déjalas en los comentarios.

Comentarios