Blog

Rashel Diaz / Blog  / Dios es uno de los pilares fundamentales de mi familia

Dios es uno de los pilares fundamentales de mi familia

Como ya saben, nací en Cuba y por cuestiones históricas allá no existe ningún tipo de relación con la iglesia. A pesar de que mi abuela siempre me hablaba de Dios, no crecí cerca de sus enseñanzas. Ahora pienso lo diferente que pudo ser mi vida de haberlo conocido antes y lo mucho que cambió gracias a Él.

En mi país nos privaron de crecer con las tradiciones y costumbres religiosas como el resto del mundo. Los familiares más grandes intentaban mantener las creencias y transmitir su palabra. Sin embargo, no formaba parte de mi vida cotidiana y sencillamente me fui alejando de Cristo sin proponérmelo.

Cuando llegué a Estados Unidos seguí viviendo de la misma forma porque era lo que conocía. Con el tiempo me fui acercando gracias a distintas personas y terminé adoptando sus enseñanzas como estilo mi de vida.

Hoy, veo la diferencia de lo que yo era antes sin su presencia y lo que es mi presente. Definitivamente no quiero volver atrás. Es una mejor calidad de vida, llena de amor a nuestra familia y los que nos rodean.

El pilar de mi hogar

En cualquier decisión que vayamos a tomar en nuestra casa ponemos a Cristo por delante. Todas las noches mi hija Daniela, mi esposo Carlos y yo, y cuando están su hija Maddy y mi hijo Juan Daniel, nos tomamos de las manos y escuchamos las peticiones que tiene cada uno y así nos acercamos al Señor.

Nuestra relación con Dios crece día a día porque lo buscamos y lo incluimos cada vez más. No es que ahora no tenemos problemas, sino que los tomamos distinto, ya no estamos solos. Esa compañía por parte de Jesús y la guía de la Biblia son fundamentales para intentar imitar su paso por la vida terrenal.

Creo que lo más importante para mí es mostrarles eso a mis hijos y que lo aprendan con el ejemplo. El mejor testimonio de Fe es nuestra vida diaria y estoy convencida de que esa es la mejor herencia que puedo dejarles a mis chicos.

¿Y Dios también está presente en tu vida?

Comentarios