Blog

Rashel Diaz / Blog  / Las enseñanzas que me ha dejado la palabra de Dios

Las enseñanzas que me ha dejado la palabra de Dios

Como ya les he contado, mi relación con Dios es muy importante y está presente en todos los aspectos de mi vida. Su palabra ha sido mi guía por muchos años para intentar ser una mejor persona y mi mayor apoyo en momentos complicados.

Con Él he crecido y aprendido tanto espiritual como personalmente. Mi esposo Carlos y yo compartimos ese amor por su palabra y para los dos es importante aplicarla en nuestro hogar. Está presente en cada paso que damos y en las decisiones que tomamos como familia.

Por eso, más que consejos que podría llegar a darles, quisiera compartir con ustedes algunas de las mayores enseñanzas que me ha dejado mi acercamiento a Jesús y que forman parte de mi día a día.

En el matrimonio

En la iglesia hay varios grupos comunitarios, uno de ellos es de las mujeres que asistimos. Algo que me quedó muy guardado de esa comunidad es que como mujeres, debemos edificar y construir en el hogar, nunca destruir. Somos la mente y el centro que une todo en la familia, sin quitarle el lugar que el hombre debe ocupar. Nosotras somos líderes por naturaleza, pero debemos procurar siempre influir positivamente en nuestro núcleo.

En las finanzas

Algo muy importante y útil que aprendí fue a manejar con cautela nuestra economía. Tanto mi esposo como yo llevamos el 10/10/80. Esto significa que del total de nuestros ingresos, 10% es el diezmo para la iglesia. Ofrecer parte de mi trabajo para honrar a Dios y ayudar a los demás es primordial en mi vida, pues todo lo que tenemos viene de Cristo. El otro 10% lo ahorramos para el futuro y el 80% restante para vivir, cubrir nuestras necesidades y disfrutar. Una vez que establecí eso en mi vida, en mi casa tenemos bien organizadas nuestras finanzas.

Respecto a nuestros hijos

Lo primordial es mostrarles el amor de Dios y cuanto nos ama a todos por igual. Entendí que debía dejarlos ser, que vivan su vida, creen sus propios recuerdos y tengan experiencias únicas. Algo súper importante para mi como mamá fue enseñarles que no deben hacer eco de chismes ni comentarios negativos, que nunca hay que juzgar a nadie y que en ciertos momentos, el silencio es la mejor opción.

Son muchas las cosas que me han quedado marcadas y que trato de practicar. No puedo decir que soy exitosa en todo eso porque todavía me falta aprender y mejorar mucho, y al final de cuentas la perfección no existe.

Dios nos ha dado una guía de cómo vivir en la tierra y encontrar ese propósito que Él tiene preparado para ti. Una vez que entra en tu casa y en tu alma, más que su palabra y simples consejos, se convierten en un estilo de vida.

Estos es parte de los cambios que llegaron a mi vida cuando me acerqué más al Señor.

Comentarios