Blog

Rashel Diaz / Blog  / Extrañar a tu familia: cuando el trabajo te exige viajar

Extrañar a tu familia: cuando el trabajo te exige viajar

Cuando sabes que debes viajar por compromisos y estás organizando todas tus cosas, comienzas a pensar en lo que dejas en casa. Te das cuenta de todas las cosas lindas que forman parte de tu vida y la falta que te harán. Eso se llama nostalgia y es de humanos extrañar.

Cada vez que me toca salir de la ciudad por trabajo extraño a mi familia muchísimo. Como somos muy unidos y vamos juntos para arriba y para abajo, estar lejos de ellos me pone ansiosa por regresar rápido a abrazarlos.

Actualmente hay muchos trabajos que exigen viajar a los empleados y pasar temporadas lejos del hogar. Y es que aunque lo hagamos con las mejores intenciones, el tiempo se hace muy largo, tanto para el que viaja como para los que se quedan.

Sin embargo, cuando hay amor es normal que queramos tener a nuestra gente cerca, pero también nos impulsa a dar lo mejor por ellos.

Saber que me poyan en todo lo que hago y que se sienten orgullosos de mi esfuerzo es mi mayor motor.

Soy de las que quiere hablar con ellos cada 15 minutos, hahaha. Cuando tengo un momento libre durante mi jornada de trabajo aprovecho para llamar por Facetime a mis hijos Juan Daniel y Daniela, a mi esposo Carlos y a mi mamá.

Ser padres viajeros

Cuando tiene hijos, su bienestar se convierte en tu prioridad y todo tu trabajo es por ellos. Y aunque es necesario hacerlo para poder mantener a tu familia, la distancia no debe ser perjudicial para las relaciones.

Es importante, sobre todo cuando son niños pequeños, explicarles que no los abandonas, que vean que te sigues preocupando por ellos. Para ellos puede ser más duro aún, pues necesitan más que nunca a sus dos padres para crecer.

Es bueno tenerlos al tanto de todo, incluirlos en los planes y explicarles que va a ser durante poco tiempo. Una buena estrategia puede ser explicarles el viaje como si fuera una aventura para que no les asuste tanto y sientan que vas a hacer algo maravilloso.

Aunque no estés presente, mantente en contacto y asegúrate de que se siga cumpliendo la rutina. Que uno de los padres esté ausente no significa que se pueden romper las reglas. Es muy importante que respeten sus horarios y cumplan con sus deberes.

Al despedirte no lo prolongues mucho y no hagas un drama. Lo que tú reflejas ellos lo toman como ejemplo, y ver a su padres tristes y melancólicos los puede llenar de ansiedad al separarse. Es mejor mostrarse tranquilos para infundirles esa seguridad a ellos.

Conversa mucho con tus hijos, comunícales que vas a viajar con tiempo para no confundirlos ni que los tome por sorpresa. En mi caso, los dos son ya grandes e igual lo hago apenas me confirman que me toca salir a cubrir algún evento.

Tu pareja es tu equipo

Y en cuanto a la pareja, viajar puede ser también una especie de escape. A veces la distancia y el extrañarse es bueno para ambos, así pueden darse cuenta de que el amor sigue intacto. Es importante hablar, comunicarse y poder conversar sobre las emociones de cada uno frente a esas situaciones.

Para el que le toca quedarse en casa viene un trabajo intenso, pero no temas, todo va a estar bien. Encárgate de organizar todo, cumplir tus rutinas y entender los horarios del otro. Todos van a sentir el cambio, pero es posible apoyarse y aprender a sobrellevarlo juntos.

Si hay niños o adolescentes, reparte las tareas con los hijos y nunca dejes de dedicarles tiempo. Es un buen momento para incluirlos de manera participativa en las responsabilidades del hogar y enseñarles a trabajar en equipo.

Alegra la casa y al regresar tu pareja, organiza un reencuentro para todos. Los niños sentirán una gran emoción al dar una sorpresa a su padre o madre y él estará feliz de ver a toda su familia reunida.

Es posible lograr sobrevivir a estos días, sobre todo con las facilidades de la tecnología. No debe significar el fin del mundo para ninguno. Tómalo como un aprendizaje y empieza a disfrutar cada minuto que pases en tu casa. Siempre es bueno valorar lo que tenemos en nuestra vida.

¿Y ustedes cómo mantienen el contacto con su familia cuando están de viaje?

Comentarios