Blog

Rashel Diaz / Blog  / De esta manera los fanáticos latinos se apoderan de Rusia

De esta manera los fanáticos latinos se apoderan de Rusia

Es increíble lo diferente que es la cultura latina y la europea. Al empezar el Mundial de Fútbol, no imaginé que nuestras barras iban a causar tal revuelo. Me he conseguido con fanáticos de todos los equipos americanos y aquí en secreto, ¡somos los más alegres del mundial!

A los rusos les faltaba un poquito de fiesta en sus calles y aquí estamos para enseñarles, hahaha. Siempre hemos sido una cultura llamativa para ellos y me ha sorprendido mucho el cambio desde que llegué hasta que empezaron a verse las barras latinas en Moscú.

El Mundial se convirtió en una caldera de emociones, porque seamos sinceros, ningún juego ha resultado como lo esperábamos. Cada partido se vive con más pasión, se escuchan gritos, cantos para cada equipo y todos visten con orgullo los colores de su selección.

Cómo nos ven

Y así como hay muchísimos estereotipos alrededor de los rusos, ellos también tienen algunos sobre nosotros. Es muy gracioso como  formaron nuestra imagen. Todo empezó con las telenovelas mexicanas y brasileras que llegaron a la Unión Soviética en los 80’s. Les encantaban y fueron muy populares. Hoy, con los viajes y las redes, su visión ha cambiado.

Ser del trópico y moreno es igual a ser exóticos hahaha, y en comparación con su carácter tranquilo y formal, los latinos somos muy extrovertidos. Donde hay un americano hay fiesta, ruido, risas, voces que no paran de hablar y sobre todo, muchos amigos más.

Les llama la atención lo despreocupados que somos con algunas cosas. Piensan que disfrutamos de la vida primero y luego nos ocupamos del resto. De hecho, dicen que una de nuestras frases favoritas es “tranquilo, no pasa nada, eso lo resolvemos ahorita.”

¡América presente!

Y ahora, datos serios hahaha. Según un informe de la FIFA, la mitad de los fanáticos en el mundial son latinos. Se vendieron casi dos millones y medio de boletos en todo el mundo antes de comenzar y cinco de los diez países con mayor número de entradas compradas son de nuestro lado del océano.

Brasil es el líder en el tercer lugar, después de Rusia y Estado Unidos, luego Colombia (4°), México (6°), Argentina (7°) y Perú (8°).  Se pueden imaginar cómo están las calles de Moscú y todas las ciudades en las que se va a jugar, ¡nos apropiamos de Rusia!

Estoy segura de que a todos nos roba el sueño imaginarnos quién se traerá esa copa. Ríos de sombreros mexicanos y de fondo las rancheras, camisas amarillas de Colombia y Brasil, los argentinos y uruguayos con sus banderas y mates inundan las calles y yo no puedo disfrutar más cuando me los encuentro o nos visitan en el set de Un Nuevo Día.

Así lo vivimos

Es imposible desprendernos de nuestras pasiones y no podemos negar que llevamos la bandera en el corazón. El fútbol no sólo se vive en el país anfitrión. El mundo entero se para frente a las pantallas durante 90 minutos para cada encuentro. Países enteros apoyan incondicionalmente a sus 11 jugadores desde la distancia.

Me duele ver actitudes desafortunadas de parte de algunos hispanos porque desvirtúan lo que es la esencia del mundial: fiesta, júbilo y unión. Encontrar noticias de personas burlándose o maltratando a otro fanático, la verdad no puedo entenderlo.

Sin embargo, creo que los buenos somos más. Así como se han viralizado cosas negativas, me he conseguido con actos de mucho valor humano, de solidaridad y respeto y prefiero quedarme con esos pequeños detalles.

Desde el primer juego, los estadios se pintan bicolores. En las calles se siente la emoción y en cualquier lugar con pantalla, hay personas atentas a ella. Con cada gol se desborda la emoción y termine en victoria o no, Moscú está llenándose poco a poco del calor latino que tanto le falta al viejo continente.

Comentarios