Blog

Rashel Diaz / Blog  / Disfruta al máximo tu viaje de vacaciones con estos consejos

Disfruta al máximo tu viaje de vacaciones con estos consejos

A quién no le gusta irse de vacaciones por días a disfrutar de unas súper merecidas y esperadas vacaciones. Salir de la rutina, liberar la mente y recorrer lugares sólo por curiosidad es uno de los placeres de la vida. No importa el destino mientras tengas las ganas y el tiempo para disfrutarlo al máximo.

Primero hay que aclarar que no es lo mismo un viaje de una semana que uno de un mes. Si tienes poco tiempo para estar en un sitio, lo mejor es que hagas un cronograma e investigues los lugares que quieres conocer para aprovechar cada segundo. Si tienes más tiempo, deja días para aventuras.

Como mamá, te puedo asegurar que siempre es útil tener reservas hechas, guardar dinero extra para emergencias y número de contactos escritos en papel. No puedo dejar nada de mis hijos al azar, su seguridad, salud y bienestar son lo primero que me ocupa. Por ellos planeo todo y son sin duda los protagonistas de las vacaciones.

Organización sin exagerar

Cuando planificamos un viaje, es posible que ocurran imprevistos o retrasos y yo soy extremadamente organizada. Por eso, me gusta estar en los detalles de todo. Necesito asegurarme de que vamos a estar cómodos en nuestro destino y que la vamos a pasar bien.

No es necesario ser estricto con el tiempo. Las cosas pueden no salir como lo pensabas y la idea de unas vacaciones es vivir. No dejes de perderte maravillas por cerrar tu mente. Siempre aparecerán nuevas actividades y lo que tenías pensado puede cambiar totalmente.

Los gustos hay que dárselos en esta vida y cuando viajamos lo hacemos para despejarnos. Si nunca has viajado solo, es tu primera vez con amigos o te vas a estrenar con tu propia familia, siempre es bueno llevar una planificación mínima, sobre todo si vas con niños. Lo más importante es la comida, la estadía y el transporte.

Prepara lo básico

Antes de salir, ten tu estadía segura, no pienses en llegar a buscar hoteles y habitaciones porque te saldrá más costoso y no tendrás la seguridad de un lugar para descansar. Eso te sumará un peso inmenso y no es la idea, desde que llegas debes ocuparte de tus planes.

Después, averigua cuáles son los medios de transporte disponibles en ese lugar para que no tengas que llegar adivinando como moverte. Normalmente hay transporte público, así que conoce sus rutas, estaciones y también precios. Otra opción es alquilar un auto, aunque es más costoso, te dará seguridad y podrás moverte en el tiempo que necesites.

Otro punto importante es la alimentación. La mayoría de los hoteles ofrecen el desayuno, pero luego el día te agarra en la calle y debes buscar donde comer. Nada más rico que hacer turismo gastronómico, hahahaha. Reserva en algunos restaurantes para tener horas fijas y seguras para rendir el resto de tu día.

Para esos días que no tienes nada planeado, puedes aprovecharlo para salir de compras. Hay lugares turísticos a los que puedes ir, pero siempre están los mercados y calles secretas que muestran la verdadera esencia del lugar. Habla con la gente local y llega a conocerlos.

Después de que tengas todo esto seguro, podrás organizar tu agenda y actividades para disfrutar cada día como tú quieres. Programa visitas a los museos, compra entradas para parques, planea una salida nocturna y recorre cada paso con alegría y curiosidad.

Y por último, no te compliques la vida. Viajar es despertar los sentidos, sorprendernos y sobre todo relajarnos. No importa si vas mucho o poco tiempo, la idea es que vivas cada minuto con intensidad. Esos momentos se convertirán en las mejores experiencias y recuerdos.

Comentarios