Blog

Rashel Diaz / Blog  / ¡La revancha! Estos son los dulces rusos más sabrosos

¡La revancha! Estos son los dulces rusos más sabrosos

Si vas a Rusia, lo más común es que en cualquier lugar te ofrezcan una taza de té caliente con un dulce. Y es que así como tienen una gastronomía muy peculiar, también preparan unos dulces alucinantes. Aquí hay que olvidar las calorías y disfrutar de los postres más ricos del norte.

Algunos originales, otros extranjeros que tomaron y adaptaron a sus necesidades, pero sin duda todas sus recetes tienen muchísima más historia de la que nos imaginamos. De los que he podido probar, esta es una lista de los 5 dulces rusos más sabrosos hasta ahora:

Blini

Son algo parecido a una crepe redonda hecha con una masa muy líquida que fríen en un sartén. Las comen saladas y dulces, cubiertas o rellenas de distintas cosas. A mí me encantaron como postre y las conseguí en casi todos los menús con chocolate, leche condenada, conservas, frutas naturales, miel, mermeladas, todo lo que se te pueda ocurrir.

Ptichie moloko

Si traducimos este nombre, significa leche de pájaro. No te asustes, no tiene absolutamente nada que ver con lo que es: una especie de soufflé rectangular y grueso cubierto de chocolate oscuro. Es una de las mejores delicias rusas, fue la primera tarta patentada en el país. Es creación del restaurante Praga, un histórico local de Moscú, aunque es una variación de otro dulce francés.

Muravéinik

En castellano se llama hormiguero y al contrario del anterior, si tiene sentido porque se debe a su forma. Es un pudin que se prepara con galletas trituradas mezcladas o rellenas con una crema que es un estilo de dulce de leche ruso, colocadas en forma de montaña que luego llevan al horno. Sin embargo, cada familia y local tiene un secreto diferente en sus recetas. Se prepara con los ingredientes más baratos y de la forma más sencilla como tradición mantenida desde la Unión Soviética por la escasez.

Pryaniki

Un dulce con mucha tradición y muy común en sus mesas. Es un bocado de tarta a base de harina al que le añaden miel, nueces, frutos secos, pasas y cualquier ingrediente dulce que se les cruce. Algunos pasteleros los rellenan con frutas de temporadas, los hacen en muchas formas: cuadrados, triángulos, corazones, círculos, aunque la más común es una bolita con base plana. Los graban con diseños en la parte de arriba para decorarlos. Suelen comerlos con una taza de té caliente.

Medovik

Es una receta súper simple y sabrosa. Conocida como tarta de miel, sólo lleva harina, huevo, azúcar, polvo para hornear y miel. Es un postre muy popular entre los rusos y lo asocian a la infancia entre los mayores. Las mamás los preparaban en las épocas difíciles en los que escaseaban  alimentos básicos. Era su forma de brindarles a sus hijos un gusto dulce.

¿Cuál te gustaría probar?

Comentarios