Blog

Rashel Diaz / Belleza  / ¡A seguir andando! Tus pies necesitan estos cuidados

¡A seguir andando! Tus pies necesitan estos cuidados

Diariamente damos miles de pasos y así como cuidamos nuestras manos, debemos interesarnos en nuestros pies. Más que por coquetería, es necesario por nuestra salud. Mantenerlos en buen estado nos asegurará muchos años de comodidad y kilómetros recorridos.

Nuestros pies están en contacto con muchas superficies durante toda nuestra vida que pueden no ser muy higiénicas. El trato y cuidado que les damos debería ser proporcional al valor y la importancia que tienen en nuestra vida.

No tener un buen zapato, dejarlos húmedos y descuidados puede provocar la formación de hongos, callos, durezas y uñas enterradas. Son molestias muy incómodas que nos pueden dificultar nuestro día a día. Hablando con mi querida Rossie mientras me hacía la manicura le pedí unos consejos para cuidar nuestros pies y estas son algunas de sus recomendaciones:

Hidrátalos

Usa cremas, aceites o vaselina. Las zonas más propensas a agrietarse son los talones y plantas. Lo mejor es que apliques los productos antes de dormir y ponerte calcetines para devolverles la suavidad durante la noche. Eso sí, evita humedecer la parte interna de los dedos porque pueden brotar infecciones.

Exfólialos

Elimina las células muertas y las durezas con una piedra pómez. El secreto está en remojarlos en agua tibia por unos minutos hasta que se ablande la piel. Lija los talones, laterales y las partes endurecidas de la planta. Puedes mejorar el resultado con un exfoliante casero de aceite de coco y borra de café. Mezcla dos cucharadas de cada uno y frótalo con movimientos suaves con unos minutos. Hazlo, por lo menos, cada 15 días.

Una buena pedicura

No importa si eres hombre o mujer, cuidar nuestras uñas es necesario. Para mantenerlas fuertes y evitar que se encarnen, córtalas en línea recta y no las dejes muy pequeñas. Si quieres bordes curvos, hazlos con una lima. Para retirar la pintura, usa un quita esmalte sin acetona para no resecar tus uñas ni las cutículas.

Zapatos que transpiren

¿Sabías que a través de los pies sudamos aproximadamente un litro de agua? Cuando no les permitimos oxigenarse, corremos el riesgo de sufrir problemas de hongos, infecciones o pie de atleta. Evita los zapatos muy cerrados, busca unos que tengan ventilación. Usa talco para prevenir la sudoración excesiva y ten en cuenta las temperaturas y escoge los ideales para cada una: frescos en verano y abrigados en invierno.

Masajéalos

Primero nos ayuda a relajarnos y segundo les da descanso del trote diario. Las mujeres que andamos en tacones mucho tiempo los necesitamos y merecemos, igual que los hombres cuyo trabajo les exige mantenerse en movimiento. Un buen masaje con aceites antes de dormir te ayudará a recuperarte.

Chequéalos

Todos los días debes fijarte en su estado para asegurarte de que están bien. Cuando te pares o te vayas a dormir revísalos para que ningún problema te tome por desprevenida. Mientras más conoces tu cuerpo mejor podrás cuidarte. Fíjate en las grietas, la piel, el color de tus uñas y si notas algún problema no dudes en ir a un podólogo.

Comentarios