Blog

Rashel Diaz / Belleza  / Dibujar pecas falsas en el rostro también es tendencia

Dibujar pecas falsas en el rostro también es tendencia

¡Hablemos de las pecas! Me llamó mucho la atención que desde hace varios años está la tendencia de pintarlas y la cantidad de técnicas y productos que aparecieron para eso. Antes las veían como imperfecciones, pero ahora muchos quieren tenerlas. Así que si las tienes naturales, lúcelas y sino, dibújalas.

Como mi hija Daniela está empezando esa etapa de maquillaje, amigas y salidas, he visto un millón de tutoriales hahahaha. Y me he dado cuenta de que cada vez son más comunes las pecas falsas. Recuerdo que, cuando era pequeña, las mujeres se tapaban las marcas de la cara porque la moda era tener un cutis liso y perfecto. Me alegra que ahora las cosas hayan cambiado y que las pecosas puedan lucir su rostro sin temor ¡A mí me parecen hermosas!

Y si lo analizamos, las pecas hacen que la piel se vea fresca y natural. Si se notan es porque no tienes maquillaje, entonces si las dibuja, puedes potenciar tu maquillaje natural o No Make Up. Harán creer a la gente que casi no llevas maquillaje.

Así que voy a compartir lo que aprendí viendo estos videos para lograr dibujar unas pecas perfectas:

Pecas perfectas paso a paso

Es un proceso laborioso hasta que le agarras el ritmo y el punto. Primero necesitas paciencia, porque no saldrán como quieres al primer intento, y mucho pulso para que sean lo más sutiles y naturales posibles. Cárgate de ánimo y atrévete a intentarlo:

Lava tu rostro

Utiliza un desmaquillante, tu jabón especial para cara y elimina todos los aceites o suciedades que quedan del día o la noche. Si no está bien limpia, el maquillaje no durará mucho tiempo y todo tu esfuerzo se perderá.

Cubre lo necesario

Pero no más allá de las ojeras y algún granito traicionero que haya aparecido. Lo que buscas, en este caso, es mostrar una cara lo más natural posible y eso incluye las imperfecciones. Usa una base que no sea muy espesa y olvida el polvo por ahora.

¡Dibújalas!

El truco está en ir agregando puntos desde tu nariz hacia las mejillas. Puedes incluir una que otra marca en la frente, los párpados, labio y mejilla. Hay muchas técnicas para hacerlas, desde maquillaje, tatuajes hasta calcomanías de colores, pero les mencionaré las más sencillas:

  • Lo más común es utilizar lápices en dos o tres tonos. Es preferible utilizar los de textura seca para que permanezcan por más tiempo en la piel, como el lápiz de ceja. Haz toques suaves y puntos delicados, no te afinques mucho porque parecerán lunares en vez de pecas.
  • Las sombras también pueden funcionar. Llena un pincel del color que quieras y empieza a raspar las cerdas con tu dedo para rociar la sombra sobre tu rostro.
  • El gel con acabado mate también sirve si lo utilizas con un pincel muy muy fino. Creo que esta es la técnica más complicada porque debes tener muchísimo cuidado de no mancharte. Al igual que con el lápiz, deben ser marcas muy pequeñas.
  • Puedes hacerlas con una esponja porosa de maquillaje a la que le colocas la sombra o la pintura y luego das toques delicados sobre las zonas de tu cara que el sol más quema.

Disimula el resultado

Dependiendo de la técnica que uses y la experiencia que tengas, al comienzo se verán muy llamativas y se notará que son pintadas. Por eso, difumínalas con tu dedo o una esponja seca dando pequeños toquecitos para conseguir el efecto perfecto

El toque final

Ahora sí puedes colocar tu polvo. Te recomiendo que sea uno traslúcido para matificar y no cubrir ningún color. Para conseguir un resultado mejor, utiliza bronceador en la zona de las mejillas para que luzcan como si estás recién llegada de la playa. Sigue con tus ojos, pestañas, cejas y estás lista para salir y lucir tus nuevas pecas.

Comentarios