Blog

Rashel Diaz / Blog  / Estos son los seis argumentos por los que debes animarte a emprender

Estos son los seis argumentos por los que debes animarte a emprender

La decisión de emprender llena a cualquiera de emociones y alegría. Además, ¿qué mejor que ser tu propio jefe? ¡Nada! Todos tenemos una motivación distinta, así que tómate estos minutos para encontrar la tuya y pon a trabajar tus ideas.

En este momento, parece que el mundo está lleno de emprendedores y las grandes historias de éxito inundan librerías, cines y  conferencias. No te voy mentir, el comienzo es duro, trabajas por horas sin parar, sin seguridad de nada y sin percibir ganancias. Son muchos altos y bajos que nos hacen sentir como en una montaña rusa.

Sin embargo, aún con el viento en contra, muchos deciden arriesgarse, ¿te has preguntado por qué? La verdad no tengo idea hahaha, pero sí les puedo decir que es muy emocionante. ¿Tendrás todas las respuestas? Absolutamente no. ¿Te divertirás en el camino? ¡Sin dudarlo!

Te aseguro que muchas veces has escuchado 101 cosas por las que no deberías animarte a iniciar lo que quieres y yo quiero cambiar eso. No son 101 argumentos, pero te dejo algunas de las que, a mi parecer, son las razones más importantes:

¡La vida es una!

Y muy corta para malgastarla en monotonía y cosas aburridas. Si a la tuya le falta un twist, no dudes en dárselo. Arriésgate y toma el control de tu propio destino. No pienses en lo que dirán ni lo que pasará. Sólo tú tienes el poder de decidir si continuas como estás o aprovechas tu oportunidad y tus ideas.

Trabajo de equipo

La vida es un conjunto de relaciones significativas que nos llevan en diferentes direcciones. Si tenemos suerte, las indicadas nos llevarán hacia el camino correcto. Creo que lo más bonito de emprender es esto. Se aprende en equipo y del equipo. Compartirás mucho tiempo, historias, conocimientos, y su apoyo puede significar la diferencia entre la derrota y la victoria.

Mi jefe, mi dinero

Trabajar por nosotros, sin rendirle cuentas a nadie, controlando las finanzas y disfrutando de los beneficios, eso es libertad. Eso sí, esa independencia trae mucha responsabilidad y así como podrás celebrar las ganancias, tendrás que enfrentar las pérdidas. El techo que frena a muchos trabajadores, se convierte en cristal fino cuando emprendes. Si descubres cómo romperlo, te aseguro que el mundo es tuyo.

Cambiar al mundo

La mayoría de los grandes emprendimientos nacen de la necesidad de resolver un problema. Estamos en esta vida para dejar el planeta mejor de lo que lo encontramos. Puede dar miedo al inicio, pero al encontrar la forma más productiva de participar no querrás parar.  Aunque hacer el bien no es exclusivo de los emprendedores, tienen la capacidad de impactar la vida de algunas personas de otras formas.

Pura locura

No es un secreto, emprender es sólo apto para locos. El camino te llevará por lugares no convencionales distintos a los que nos enseñan en la escuela. Es un proceso muy extenuante hasta que logras tener éxito, pero vale la pena intentarlo. Por la web leí una frase que decía “si tenemos suerte, todos se volverán locos y construiremos más cosas juntos” y  no puedo estar más de acuerdo. ¡Hacen falta más locos en este mundo!

Una historia que contar

No es lo mismo escucharlo de otros, que vivirlo en primera persona. Tener una experiencia tan valiosa y personal para compartir es increíble. Hoy, tienes la posibilidad de escribir cada página y capítulo con tus propias reglas. Con el tiempo, verás lo que construiste y dirás “yo lo hice” con muchísimo orgullo. Todos podemos tener una visión, pero pocos la logran convertir en realidad.

Comentarios