Blog

Rashel Diaz / Blog  / No necesitamos ser la Mujer Maravilla para ser heroínas

No necesitamos ser la Mujer Maravilla para ser heroínas

Muchas de nosotras llevamos en la espalda un patrón indicado por una sociedad que no entiende lo que significa lo que es ser mujer. Todas debemos ser la mejor madre, esposa, empleada, hija y pare de contar. Pero ¿por qué tenemos que definir de esa forma nuestra vida?

Yo soy muy familiar, muy unida con mis padres, mis hermanos y también mis amigos. Esos mismos valores intento transmitirlos a mis hijos, sin embargo, también les enseño que son libres de elegir quién quieren ser, sin olvidar nunca a sus seres queridos ¡ni sus responsabilidades!

Pero dejando de lado esto, ¿cuántas veces nos sentimos agotadas por todas las cosas que “tenemos” que hacer? ¿Por qué es nuestra obligación ser multitasking? Esto nos lleva a creer que todas las mujeres debemos ser “súper mujeres” para valer, pero la realidad no puede ser más lejana.

Wonder Woman en la vida real

Sí, es cierto que, si nos lo proponemos, podemos con todo y más. Que somos capaces de alcanzar cualquier meta y resolver los problemas más grandes. Pero también somos libres de elegir lo que queremos hacer y cuando queremos hacerlo.

Todos nos cansamos, nos estresamos y eso es natural. Está bien si un día necesitas detenerte, tomarte un momento para reencontrarte contigo misma y entender que eres humana. No tendremos poderes, pero sin duda somos las heroínas de nuestras vidas.

Desde hace años lidiamos con el pensamiento de que “la mujer debe ser perfecta”. Señoras, ¡la perfección no existe! Todos tenemos errores, tanto hombres como mujeres, y nada ni nadie debe hacernos sentir menos por si un día pedimos ayuda.

Son esas caídas las que nos enseñan a levantarnos. Así nos convertimos en mejores personas. Importante, es sacar lo mejor de cada ocasión, tomar lo positivo para nutrirnos de buena energía, amor y paciencia y por fin poder seguir adelante felices.

El súper secreto es…

Confiar en ti, establecer prioridades en tus tareas semanales y apartar tiempo para tus actividades. Distribuye lo laboral entre lunes y viernes y reserva el fin de semana para lo personal. Todo es posible si equilibramos nuestra vida.

Se puede cumplir con cada responsabilidad: atender a nuestros hijos como se merecen, visitar a mamá y papá, hablar con nuestros hermanos, salir con amigos, ¡y ocuparnos de nosotras!

Es cierto que para los súper héroes no hay nada imposible, pero nosotras somos humanas. No debes cargar con un peso excesivo, libérate de lo extra y lleva sólo lo necesario. No seremos Wonder Woman, pero todas tenemos capacidades que nos hacen heroínas únicas y poderosas a nuestra manera. ¡Así que a subir ese ánimo!

Comentarios