Blog

Rashel Diaz / Belleza  / Chequea tu maquillaje a la luz natural antes de salir de casa

Chequea tu maquillaje a la luz natural antes de salir de casa

Por maquillarme apurada, me ha pasado que salgo corriendo de casa y después me doy cuenta de que en realidad no quedé como pensaba. Esto es porque la luz nos engaña y al vernos con iluminación natural, al sol, notamos las imperfecciones que en casa se escondieron.

Que me veía muy blanca, me coloqué mucho rubor o que los ojos no me quedaron iguales… Pues sí señora, la culpa es de la iluminación, hahaha. Por eso, recuerden siempre este consejo: nunca salgan si verse antes a la luz natural.

Te explico la razón

La luz que utilizamos es muy importante al momento de arreglarnos porque es en realidad la que nos mostrará cómo quedamos. Si no es la correcta, pueden pasar dos cosas:

Las lámparas de luz fría, blanca o fluorescente, nos crean la ilusión de que apenas nos maquillamos. Pensamos que nos falta color y terminamos con looks muy exagerados.

-Por el contrario, los bombillos de luz cálida o amarilla, nos hacen ver más bronceadas que lo que en realidad estamos y cuando salimos, nos pasa lo contrario que el caso anterior. No llevamos nada de maquillaje y falta color.

Por eso te recomiendo que intentes hacerlo frente a una ventana o asomarte al terminar con un espejo para asegurarte que estás perfecta.

Si no tienes entrada de luz solar, hay unos bombillos que se llaman “luz día”, que es un intermedio perfecto entre la fría y la cálida.

La dirección también importa

Si te maquillas dentro de tu casa, debes tener en cuenta la dirección de la luz que te ilumina. Puesta desde arriba, sentirás que tienes unas ojeras que te llegan al suelo. Si está de lado, notarás las imperfecciones en uno de tus perfiles nada más.

El lugar ideal es frente a ti para que no cree sombras ni ilusiones que te confundan. Piensa en los camerinos de los teatros y los espejos con bombillas al rededor.

Sin embargo, es incómodo tener uno en el cuarto. Una solución muy práctica es conseguir unos que venden ahora redondos, con un aro de luz maravilloso que no ocupan mucho espacio y puedes moderar la intensidad. Eso sí, al terminar, chequea.

Último consejo

Si necesitas lograr un maquillaje diurno, hazlo con luz solar como te comenté. Cerca de una ventana o terraza o sino, con luz más cálida que fría. Así lograrás un look bien parejo y natural.

Pero si necesitas un make up nocturno, sí puedes usar luz artificial. De hecho, aunque suene complicado, te recomendaría que supieras cómo es la iluminación del lugar al que vas (cálida, fría, intensa o tenue)  para que la puedas lograr un efecto perfecto para la ocasión.

Parece algo insignificante, pero te aseguro que si lo pones en práctica te darás cuenta de la diferencia. Si quieres conocer más tips sobre belleza de este estilo, no dejes de comentarme.

Comentarios