Blog

Rashel Diaz / Belleza  / ¡Se acabó el verano! Mantén tu bronceado por más tiempo

¡Se acabó el verano! Mantén tu bronceado por más tiempo

¡Se acabó el verano oficialmente señoras y señores!. Después de un período de vacaciones, lo único que queremos es mantener ese color tostado de nuestra piel. Tantas horas bajo el sol no fueron de gratis y a ese bronceado, debemos mantenerlo todo el tiempo posible.

La luz que ganamos en nuestra piel va desapareciendo -lastimosamente- en esta época, al igual que el sol. Como la vuelta a la rutina ya es inevitable, lo único que queda es buscar alternativas para que nuestra piel dorada perdure en el tiempo. ¡Así que toma nota de estos consejos!

Un bronceado brillante

Es lo que todas soñamos, que nuestra piel se vea firme, morena y sana. Pues la hidratación es la clave de todo. Y con esto, me refiero a que debemos estar hidratadas tanto por fuera como por dentro.

Sí, necesitamos tomar agua todos los días. Pero igual de importante es utilizar crema humectante después de nuestro baño. En realidad después de cada sesión de bronceado es sumamente importante, pero si no lo hiciste en su momento, todavía estás a tiempo de cuidarte.

Al salir de la ducha, sin secarte completamente, tienes la posibilidad de potenciar tu loción con las gotas de agua que quedan en tu cuerpo. Aunque parezca algo pequeño, es un detalle que puede hacer la diferencia. Aquí todo aporta.

Las cremas que contienen aloe vera son excelentes y fáciles de encontrar. También puedes utilizar algunas noches de la semana aceites naturales como el de coco o almendra. Esto también ayudará a mantener tu piel joven por más tiempo.

El momento de la exfoliación

Una de las dudas más comunes es si la exfoliación nos quita el bronceado. No, eso no pasará. Más bien nos beneficia porque retira todas las células muertas que pueden hacerla ver opaca.

Además, al utilizar métodos suaves y delicados, permitimos que los poros se liberen y absorban mejor los agentes hidratantes, así que nos facilita el trabajo. Hazlo una vez a la semana en tu cuerpo y para el rostro, cada 15 días.

Como plus, puedes utilizar un auto bronceador para alargar la vida de tu color. Hazlo después de haberte exfoliado y cuida hacerlo de manera uniforme para evitar manchas feas. Como yo soy medio torpe con eso, me exfolio en mi casa y me voy a un salón de bronceado hahaha.

Cuida tus comidas

Por su puesto, esto influye en la belleza de nuestra piel. Es necesario mantener una dieta balanceada, con muchas frutas, verduras y legumbres para conservar ese dorado. Lógicamente, no haremos milagros, pero sí ayuda un poco.  Además, es necesario para nuestra salud.

El tomate y la zanahoria favorecen la pigmentación de la piel. Si las consumimos antes y después el efecto del bronceado, se potenciará y conseguiremos un color parejo y sin manchas.

En cuanto a los cítricos, son los principales que debes consumir. Todo lo que contenga vitamina C debe estar en tu dieta. La naranja, el limón, la toronja y el kiwi actúan como antioxidantes que regeneran nuestras células y nos nutren desde dentro, por lo que conseguimos un aspecto mucho más saludable.

Así que ya sabes cuál es la fórmula secreta: ¡hidratación+exfoliación+alimentación!

Comentarios