Blog

Rashel Diaz / Blog  / ¡Aprovéchalas! Las calorías no son tus enemigas

¡Aprovéchalas! Las calorías no son tus enemigas

Algo que he leído mucho -pero mucho- desde hace ya hace un tiempo, es la preocupación de muchas sobre las calorías y por eso quise dedicarles a nuestras “peores enemigas” un post. Es cierto, debemos vigilarlas, pero no todos son malas porque no todas son iguales.

Tanto las que quieren ganar peso como las que quieren perderlo, muchas veces siguen dietas sin asesoría que se reducen al simple hecho de contar las calorías. Sin embargo, ¿siquiera sabemos que es en sí una caloría?

Básicamente, nos aportan energía para funcionar correctamente. Entonces, partiendo de ahí, entendemos que las necesitamos. Son una unidad que mide el calor y la energía nutricional que contienen las grasas proteínas y carbohidratos que comemos diariamente.

¡No las odies!

Ingerir calorías es clave para mantenernos activos, pero las subidas de peso no son en completo su culpa. Por eso, la solución es súper sencilla: si consumimos menos calorías de las que quemamos ejercitando, entonces lograremos perder esos kilitos que no queremos.

¿A qué me refiero con esto? Que de nada nos sirve comer cosas grasosas o procesadas, con muchísimos aditivos (que aunque son ricos, nos hacen daño), si sólo pasamos 30 minutos al día practicando algún deporte. Lo que harás será acumular esas calorías extra en forma de grasa.

Por eso, la dieta que consumimos debe ir enfocada a lo que queremos lograr. No hay un número fijo para mantener, hay personas que necesitan más y otras menos calorías diarias. Por eso, siempre hago énfasis en la importancia de consultar con nutricionistas.

 

Héroes y villanos

En la vida, no todo es blanco y negro, existen cualquier cantidad de grises, pues lo mismo sucede con las calorías. Como te comenté, las necesitamos para arrancar el motor cada mañana. Sin embargo, hay que saber diferenciar cuales sí y cuales no aportan nada bueno.

Comernos una hamburguesa con papas fritas o un súper helado de tres porciones es lo más sabroso del mundo. Sin embargo, no aportan nutrientes de valor y por lo tanto, no nos benefician. Nos llenan temporalmente, pero luego desatan antojos.

En cambio, los alimentos saludables, entiéndase carne, pollo, vegetales, frutas, verduras, cereales, etc, son mucho más que calorías vacías. Nos proporcionan vitaminas, minerales, fibra, antioxidantes. Esto también influye en cómo nos sentimos después de haber comido (si terminamos saciados o con hambre).

 

Comparemos opciones

Después de todo lo explicado, ¿cuáles son los alimentos que debemos y los que no debemos consumir? ¿El concepto “comer limpio te suena? Significa básicamente darle preferencia o elegir las comidas menos procesadas, es decir, en su forma más pura y natural. Cuídate de “las temidas calorías”, elige alimentos que te satisfagan sin aportarte un nivel de calorías demasiado alto.

La variedad es el secreto y yo te recomiendo frutas en la mañana y vegetales y verduras en la tarde y noche. Es importante aprender a medir tus porciones de cada grupo alimenticio para lograr platos perfectos.

Eso sí, cada tanto está permitido salirnos de la rutina hahaha. ¡Pero sólo una comida a la semana! Así que no te des mala vida por contar calorías, sino por buscar las mejores para tu cuerpo. Mantenernos sanos también requiere de interés y aprendizaje constante.

Comentarios