Blog

Rashel Diaz / Blog  / Grítale al mundo lo que sientes para conquistarlo sin temor

Grítale al mundo lo que sientes para conquistarlo sin temor

Dios nos dio una voz para expresarnos y liberarnos. Creo que ese fue el mejor regalo que Él nos pudo dar. Sin embargo, hay situaciones en las que las palabras sobran  y existe un instante en el que lo único capaz de calmarnos es un grito. La voz la tenemos para ser usada y si un día necesitas gritar, hazlo.

¿Qué es lo primero que sale de nuestro interior cuando llegamos al mundo? Un grito. Un sonido que indica vida, alegría, salud, la presencia de una vida nueva. ¿Y porque lo hacemos? Por que vivimos un cambio tan grande que no podemos controlar.

Estábamos acostumbrados al vientre de mamá, un lugar pequeño que con el tiempo se iba haciendo más chico. Cómodos y protegidos del exterior, nada nos perturbaba.

Un día estuvimos preparados para salir, encontrar nuestra misión en la vida y la razón por la que Cristo nos puso aquí. Y damos nuestro primer grito. Sentimos el cambio, ya no dependemos para todo de mamá y empezamos a ser nosotros mismos. En ese momento, nuestro impulso fue gritar.

El cambio siempre será la constante

Con este ejemplo quiero llegar a que todos sentimos impotencia, inquietudes, curiosidades y dudas. Los sentimientos a veces se apoderan de nosotros por más que intentamos controlarlos y no sabemos cómo liberarlos.

Tu voz será tu mejor arma, tu palabra y tu emoción. Hay situaciones en las que las palabras sobran y una sola expresión puede ser más poderosa. Y si tan sólo quieres gritar ¡hazlo!

Pero, ¿qué significan nuestros gritos? Hay unos que proclaman libertad, plenitud, otros disfrute o felicidad, algunos sorpresas o asombro, y a veces son un “basta”. Pues yo hoy quiero que el próximo que salga de ti sea un “lo logré”. Venciste, estás aquí y ya eres un ganador.

Déjalo salir

Si sientes que vuelves a estar encerrado en un lugar muy pequeño o que eres más grande de lo que pensabas, es porque estás preparado para salir de ahí. Estás listo para avanzar y un grito sincero puede romper cualquier barrera. 

Las personas no sólo podemos gritar hacia afuera. Hay algunos que van por dentro y nos llenan de fuego, nos hacen andar. Ese es el que quiero que tomes y permitas que te guíe. Ese es Dios haciéndote saber lo poderoso que eres.

Sea el lugar que sea, la situación que sea, es tu momento de salir, esta vez por tus propia cuenta. No dudes de tu fuerza. Llegaste a este mundo a alcanzar grandes hazañas, ¡a vencer!

Y grita, tan fuerte como tu garganta y tu alma lo permita, hazle saber al mundo que estás aquí, listo para vivir al máximo. Tu tienes el poder de salir a conquistar todas las maravillas que El Señor te preparó, mucho antes de que lo sospecharas. Recuerda que pase lo que pase, siempre tendrás un grito para liberarte.

Comentarios