Blog

Rashel Diaz / Belleza  / Querrás hacerte mascarillas de arcillas después de leer esto

Querrás hacerte mascarillas de arcillas después de leer esto

Hace 2 años, en un viaje a Colombia con mi familia, nos encontramos con una posada en Barranquilla que ofrecía tratamientos naturales. Entre ellos, nos llamó la atención el de barro o arcilla. Se pueden imaginar que como a ninguno le gusta inventar, nos fuimos de cabeza al lugar hahaha.

Había como unas especies de piscinas naturales de las que, sin falta, salías bañado en barro de pies a cabeza. Después íbamos a otro lugar a limpiarnos para seguir disfrutando. Además de ser divertido, este tipo de tratamientos es muy bueno para la piel y la salud en general. 

Como esto no es lo más común (encontrar lugares así), siempre podemos buscar tratamientos parecidos en algún spa cercano. Sin embargo, más sencillo aún es hacerlo en casa con arcilla. Puede sonar desastroso, ¡pero las mascarillas son espectaculares!

Los beneficios de la arcilla

Seguramente lo que te pasó por la mente al leer barro y arcilla fue “sucio”, pero no imaginas la cantidad de beneficios que trae este material (y la arcilla) a nuestro cuerpo.

  • Absorbe toxinas porque tiene un poder desinfectante y antiséptico que arrastra todo tipo de impurezas de nuestra piel.
  • Causa un efecto calmante increíble. En las pieles sensibles o que sufren de dermatitis, inflamaciones u otras afecciones, ayuda a reducir el dolor.
  • Es rica en minerales que nuestra piel absorbe y penetran en el torrente sanguíneo, es decir que nos nutre y refuerza el sistema inmunológico ya que estimula a las defensas.
  • Mejora la circulación, depura el sistema linfático y reduce la retención de líquidos. Además, ayuda con la mejora de la celulitis y las várices.
  • Rejuvenece nuestra piel ya que permite eliminar las células muertas y aporta nutrientes esenciales para cicatrizar tejidos dañados.

Haz tu propio baño de arcilla

Por supuesto, se utiliza de forma externa. La idea es expandirla por nuestra piel hasta que tengamos una capa uniforme. Aunque lo común es colocarla sólo en la cara, si tienes un espacio en donde puedas descansar tranquila por rato, puedes usarla en todo el cuerpo.

Debes saber que hay varios tipos de arcilla, pero estas son las mas comunes:

  • La blanca es la más pura. Sirve para exfoliar, tonificar, eliminar toxinas y cicatrizar.
  • La verde es la más utilizada. Tiene propiedades analgésicas, antiinflamatorias, antibacterianas y remineralizantes. Es muy buena para el cutis graso o con acné porque limpia profundamente.
  • La roja revitaliza y suaviza la piel. Posee un alto contenido de hierro y se utiliza para tratar rigidez y articulaciones inflamadas.
  • La negra tiene efecto cicatrizante y regenerador.

Después de escoger tu arcilla y llevarla a casa, lo único que necesitarás es:

  • Un recipiente limpio, preferiblemente de vidrio, porcelana o madera.
  • Suficiente agua como para lograr una pasta homogénea.
  • Puedes añadirle aceites o extractos de flores o plantas. Por ejemplo de lavanda, coco o uno que te relaje.
  • Un lugar cómodo y que puedas ensuciar si la utilizarás en todo tu cuerpo.

Solo necesitarás mezclar los ingredientes y esparcirla por tu piel. Cuidado de no pasarte con el agua, ve colocándola poco a poco hasta que obtengas una consistencia suave pero no aguada. Después de que ya la tengas en tu piel (cuerpo o cutis solamente), déjala actuar por aproximadamente 30 minutos, o hasta que se endurezca y luego la retiras con agua.

Es muy sencillo y súper rico. A todas las mujeres nos gusta consentirnos de vez en cuando y si no tienes tiempo para ir a algún lugar, ya sabes que al llegar del trabajo podrás prepararla y relajarte por un momento. ¡Espero que te guste!

Comentarios