Blog

Rashel Diaz / Blog  / ¿Te identificas? Todas las mujeres sentimos felicidad cuando…

¿Te identificas? Todas las mujeres sentimos felicidad cuando…

Las mujeres somos muy sencillas, ¡aunque los hombres digan lo contrario! La clave de nuestra felicidad está en lo más pequeño. Un abrazo, un paseo por la tarde, el olor a playa y también otras más divertidas. El detalle está en la espontaneidad con la que hacemos suceder las cosas.

Por supuesto que todas somos diferentes, pero hay algo en el género que nos hace amar las mismas cosas hahaha. Tenemos placeres en común que no podemos negar. Seguramente te identificarás con alguno de esta lista. Cuéntame al final qué es lo que más felicidad te causa, aunque sea momentáneamente.

Ir de compras

Pasear por horas viendo las vitrinas, buscando ese vestido y tacones que tanto has esperado por comprar. ¿Quién no ama salir con sus amigas a despejar la mente de esta forma? Sobre todo cuando habíamos visto algo en una tienda que amamos y al volver, sigue ahí… ¡y es de nuestra talla! Y que es una victoria total si está en oferta. 

Salir a bailar y que pongan tu canción favorita

¡Es la cereza del pastel! Primero que, en lo personal, sólo que me digan “vamos a bailar” ya me hace feliz, pero cuando la ponen, la noche cambia. “Con permiso, llegué yo, es mi momento”, todas nos hemos sentido la reina de la pista hahaha. Además, cuando llevas todo el día con esa música en la cabeza, escucharla así sea en la calle, nos saca una sonrisa.

Llegar a casa y quitarnos el brasier

Es un momento de libertad, después de un día caluroso y agitado, no hay nada que queramos más que llegar y quitarnos la ropa, pero sobre todo el sujetador que sentimos que se nos clava y nos aprieta, aunque sea el más cómodo que tenemos. Es una relación amor-odio. Puede sonar exagerado, pero entre los placeres de la vida, esto está en los primeros puestos.

Una cita sorpresa

Una cita siempre es increíble, pero llegar, que tengan todo preparado y nuestra pareja diga “vamos”, es el doble de maravilloso. La intriga de no saber a dónde o qué haremos nos mantiene a la expectativa, sobre todo cuando sabes que tu pareja es de los detallistas y estas segura de que será algo que te encanta. Siempre es lindo sentir y ver el esfuerzo del otro por hacernos feliz.

Ir al cine y tener la sala sola

¿Cuántas veces has dicho “voy a ir al cine a ver esta película” y se te olvida? De repente una tarde te acordaste y decidiste ir, ya sea con amigas, tu pareja o sola, y no sólo la consigues en pantalla, ¡sino que está solita para ustedes!

Una conversación con tus amigas

Pero de esas que te terminas cansando de todo lo que hablaron. Con nuestras mejores amigas no tenemos secretos y es justo esa falta de filtro lo que hace a esas tardes de plática tan entretenidas.

Un abrazo de mamá

Y con esto me refiero a dos cosas. Llegar a casa cansada del día y que tus hijos te reciban en casa o ir a buscarlos y que te salten encima con un abrazo, y también necesitar apoyo y poder refugiarte en tú mamá. No importa la edad que los hijos tengan -o tengamos- , ¡no hay nada como los brazos de mamá! Estos son los más cálidos y sinceros, que te reconfortan de afuera hacia adentro.

Probarles que sí pudimos

“No puedes, te va a salir mal, no sabes hacerlo, eso no es lo tuyo, mejor intenta otra cosa”. Esas frases puedes desestabilizarnos, pueden hacernos sentir mal por un momento, pero cuando terminamos y vencemos, queda una sensación maravillosa. Aunque no apuesten por ti, lo importante es que tú creas en tu fuerza.

Así que alarguemos la lista dejando en los comentarios las cosas que te hacen feliz. 

Comentarios