Blog

Rashel Diaz / Blog  / Realiza estos ejercicios desde tu silla de trabajo y actívate

Realiza estos ejercicios desde tu silla de trabajo y actívate

Les voy a hacer una pregunta: ¿tu trabajo te mantiene sentada todo el día? Los trabajos de oficina son perjudiciales para el cuerpo, pues te mantienen sedentario frente a una computadora. Así que es imprescindible que durante tu horario laboral, realices ejercicios, ¡aunque sea sentada en tu silla!

La alimentación es importante, pero estimular los músculos también. Sé que la excusa más común es que “no tengo tiempo”. Sin embargo, es necesario hacer algo que contrarreste de forma positiva el tiempo que pasas en tu puesto. 

Por eso, este post va a dedicado específicamente a ejercicios sencillos que te mantendrán sana, y que además de combatir el sedentarismo, te ayudarán a animarte y recobrar energía para continuar trabajando sin fatiga.

Presión con los muslos

Con este movimiento ejercitas los aductores, que son los músculos de la entrepierna y la cadera. Lo que debes hacer es colocar entre tus rodillas una botella o un libro y presionar todo lo que puedas, como si la quisieras aplastar o juntar tus dos muslos. Así como lo ves en la imagen con la pelota, pero sentada en tu silla con lo que tengas a la mano, no hace diferencia.

Recalco que es en las rodillas porque si lo colocas más atrás, no sentirás el esfuerzo.Ejerce presión por 20 segundo, relaja tus músculos y repítelo por cinco veces.

Extiende las piernas

Lo bueno de esto es que no necesitas muchísimo espacio para hacer los movimientos y el primero consisten en sólo mantener en el aire por unos segundos, tus piernas bien estiradas. Este ejercicio te ayuda a fortalecer tus muslos, es decir los cuádriceps. Aguanta en la posición unos 20 segundos, descansa y repítelo 5 veces.

Estiramiento con punta

No se trata de un ejercicio de ballet hahaha. Se los pongo sencillo: sentada en tu silla, coloca un talón en el suelo, estira la pierna completa y ahora flexiona la punta del pie hacia ti, todo lo que puedas. Así trabajas los gemelos y el talón de Aquiles, es decir la pantorrilla. Repítelo cinco veces con ambas piernas por 10 segundos cada una.

Movimientos de brazos

Estos son dos ejercicios. El primero consiste en tomar una botella de agua con la palma mirando hacia el techo y flexionar tu codo para que tu brazo forme una L al nivel de tus hombros. A partir de esa posición, súbelo totalmente estirado y regresa al primer paso. Realiza cinco series de 10 repeticiones con cada brazo.

Para el segundo, toma la botella con ambas manos, pásala hacia atrás de tu cabeza flexionando tus codos y ahora estira tus brazos totalmente y vuelve a bajar la botella hasta la parte posterior de tu cuello. Para este, realiza también cinco series de 15 repeticiones.

Flexiones a la pared

En lugar de hacerlo en el suelo, párate frente a una pared y calcula 2 pies de distancia entre tu y ella. Desde ahí, coloca tus palmas sobre ella y realiza las flexiones. Acerca tu pecho a la pared todo lo que puedas y recuerda mantener la espalda siempre recta. Realiza también cinco series de 10 ¡y estás lista!

Por último, recuerda cuidar mucho tu postura para evitar dolores y te recomiendo que camines todo lo que puedas. Evita usar el ascensor mientras puedas y sube las escaleras. Estar de pie por lo menos 20 minutos durante el día es necesario para los músculos. Ya tienes ideas de ejercicios para realizar en tu trabajo y no te tomarán más de 15 minutos. Toma un tiempo después del almuerzo para despertarte, estirar.

Comentarios