Blog

Rashel Diaz / Belleza  / ¡Te sorprenderá! Suma una cuchara a tu kit de belleza diario

¡Te sorprenderá! Suma una cuchara a tu kit de belleza diario

Chicas, a veces nos complicamos demasiado buscando cosas especiales para nuestra rutina de belleza. Compramos aparatos que sabemos que sólo utilizaremos dos veces, productos que se quedan guardados por años en nuestra gaveta hasta que se vencen y olvidamos algunos secretos tan básicos como una cuchara.

Sí, una cuchara, de las de metal que tienes en tu vajilla, esa de sopa y de café. La cocina esconde algunas de las mejores herramientas de belleza. Estoy segura de que todas lo escucharon algunas vez, pero nunca te propusiste intentarlo.

¡No te imaginas lo que puedes hacer con una simple cuchara! Desde rizarte las pestañas hasta minimizar las ojeras y las bolsas de los ojos. Por eso, este artículo se lo dedico a los mil usos de esta maravilla.

Removedor de cutícula

Cuando necesites hacer tus uñas y no consigas tus utensilios, resuelve con una cuchara. Coloca tus manos en agua tibia por 10 minutos para aflojar la cutícula. Utiliza un ablandador o un algodón mojado con aceite de oliva. Sécalas y con una cucharita de té, empuja la piel hacia atrás con un poco de presión y listo.

Delinea tus ojos

Una de las cosas más difíciles de lograr es un delineado perfecto hahaha. Suena fácil, pero la verdad es que no tardo menos de 15 minutos intentándolo. Para lograrlo, la cuchara puede ser el mejor instrumento. Coloca el mango en la punta externa de tu ojo, formando una línea recta hacia arriba. Luego, ubica la parte redonda sobre tu párpado para delinear la curva por arriba de las pestañas, uniendo esta línea con la anterior.

Fría y caliente

Cuando el cansancio nos marca las ojeras, así como el hielo funciona para disminuirlas. Dos cucharas frías también. Lo que te recomiendo es tomar dos la noche anterior y dejarlas en el freezer para utilizarlas en la mañana. Al levantarte, déjalas reposar un rato para que no te quemes. Colócalas en tus ojeras por cinco minutos y realiza movimientos desde el centro hacia afuera para drenar la hinchazón.

Y para los orzuelos -cuando los folículos de las pestañas inferiores se infectan y se forma una protuberancia molesta- lo recomendable es aplicar calor. Entonces, calienta una cucharita y déjala reposar sobre él por unos instantes. Esto no lo hará desaparecer, pero sí mejorará su apariencia. En este caso, también funciona para sanar las espinillas. La colocas sobre ellas y verás cómo mejora sin la necesidad de apretarla.

Para definir el contouring

Hace un tiempo hice un artículo hablando sobre cómo nosotras, las mamás, podíamos lograr el contorno del rostro fácilmente. Es ese maquillaje que vemos a veces donde juegan con las sombras oscuras y claras para delinear y afinar las facciones del rostro.

Para conseguir un acabado perfecto, utiliza la cuchara para definir tus pómulos. Coloca la cuchara en tu pómulos y por la parte de abajo, coloca el polvo más oscuro y por encima va el iluminador. Lo que queda cubierto por la cuchara – la manzana de los pómulos- es en donde colocarás el rubor.  Sólo queda difuminar.

Para tus pestañas

Si no tienes rizador a mano, calienta una cucharita de té y aprieta tus pestañas con tus dedos contra la parte trasera apoyada en tu párpado. La idea es que el borde de la cuchara presione a las pestañas y las rice.

También utiliza la cuchara al momento de colocarte la mascara de pesstañas para no ensuciarte. Coloca el borde de la cuchara al ras de tus pestañas y no correrás el riesgo de dañar tu maquillaje.

 

Comentarios