Blog

Rashel Diaz / Belleza  / Lo que debes saber antes de comprar un corrector de ojeras

Lo que debes saber antes de comprar un corrector de ojeras

De seguro no soy la única que odia las ojeras, ellas me delatan cuando tengo una mala noche o cuando estoy trabajando mucho y créanme, últimamente siempre están presente en mi día a día hahaha. Pero como todo en esta vida tiene solución… Podemos contar con nuestro mejor aliado: ¡el corrector! 

Un buen corrector puede salvarnos el día, pues marca la diferencia en nuestro maquillaje, pero lo que es súper importante es saber cómo aplicarlo, porque así como puede ayudarnos, si te lo aplicas mal, toooodo empeorará.

Por eso quiero compartir con todas ustedes los consejos que he aprendido a través de todos estos años y que me han ayudado muchísimo, así que saca papel y lápiz y prepárate para lucir un cutis impecable.  

¡Lo primero que debes saber!

Todas tenemos un tipo de piel distinta y para cada una de ellas existe un corrector ideal. Por eso es de gran importancia saber cuál es el indicado para ti antes de comprarlo. 

  • Corrector en barra: es uno de los que más tiene cobertura. Debes aplicar una pequeña cantidad, porque si te excedes puede que se marquen las líneas de expresión.  Es excelente para las jovencitas.
  • Corrector en crema: tiene mucho parecido al que es en barra, pero su densidad es más fuerte.
  • Corrector líquido: este corrector es el más sencillo de usar y tiene una cobertura media. ¡Puede utilizar para el diario! No es muy recomendado para las personas que tienen cutis graso.
  • Corrector en polvo: este tipo de productos no tienen mucha cobertura, pero son ideales para tapar imperfecciones como granitos y manchas en cutis grasos.

Otra de las cosas muuuy importantes y básicas que debes tomar en cuenta a la hora de comprar un corrector, es el color, porque para cada uno de ellos existe una función:

  • Beige: este color es ideal para iluminar e iguala el tono de piel.
  • Verde: se utiliza en zonas rojizas, granos, venas y pequeñas cicatrices.
  • Amarillo: este es uno de los que nuuunca deben faltar en tu estuche de maquillaje porque es el que cubre las zonas de color intenso de color violeta.
  • Naranja: es el que tapa tonos azulados.

Dicho tooodo esto, es hora de la magia. Sé que mucha de ustedes se preguntaran cómo se usa y cuáles son las mejores técnicas para tener el maquillaje perfecto. Lo primero que debes hacer es preparar tu piel, lávala con tu jabón para la cara preferido, luego aplica una buena crema hidratante y un plus buenísimo que puedes utilizar es ponerte agua de rosas.

¿Y ahora, cómo se aplica?

¡Sencillo! Aplica una pequeña cantidad de producto en el dedo anular. También puedes usar una brocha o esponja especial para corrector dando ligeros toquecitos en la zona donde quieres cubrir la mancha. ¡Difuminar es la clave! Hazlo con movimientos suaves y circulares controlando la fuerza que apliques.

Bye ojeras!

Si lo que quieres es cubrir son las ojeras, es importante que NO apliques el corrector en forma circular ni cubriendo el párpado. Lo ideal es realizar una especie de triángulo justo debajo del ojo.

También es importante que elijas el producto que más se aproxime al color natural de tu piel o una tonalidad más clara si lo que deseas es iluminar. De igual manera, ten en cuenta lo primero que te dije, los colores de los correctores son muy importantes. Toma el tiempo para evaluar tus ojeras y manchas y decide cuál es el que debes usar.

El último paso es sellar todos estos productos con un polvo.  De esta manera evitaremos que el corrector se cuartee y dure muchísimo más tiempo.

Espero que todos estos consejos te funcionen la próxima vez que quieras deshacerte de la cara de cansancio y de esas molestas manchitas. Si tienes alguna duda respecto a este tema, puedes dejármelas en los comentarios y te responderé.

Comentarios