Blog

Rashel Diaz / Blog  / Mejorar nuestra alimentación es posible con determinación

Mejorar nuestra alimentación es posible con determinación

Cada vez son más personas las que toman conciencia de la importancia de mantener una alimentación correcta y sana. A todos los que disfrutan de la comida, les cuento que no es necesario caer en un régimen alimenticio estricto para mantener el bienestar.

Yo les había comentado que mejor que una dieta veloz, es mejor crear hábitos que duren toda la vida y que no todo se trata de contar calorías. Lo que necesitamos es comprender lo que le damos a nuestro cuerpo.

No señoras, no es sólo comer ensaladas hahaha. Comer sano es comer balanceado, sin privaciones, pero también sin excesos. Se trata de comer bien para vivir bien, como dice Chef James hahaha. Para dormir mejor, sentirnos mejor y vivir con las pilas recargadas cada día.

¡Vamos a mejorarla!

Pues sí, todo lo que hacemos la beneficia o la daña. La cuestión no es llevar un régimen, como siempre les comento, sino lograr entender lo que necesitamos en cada comida y aprender ciertas costumbres que nos beneficien. Para hacerlo más sencillo, vamos por comidas:

En el desayuno:

Muchos piensan que lo mejor para la mañana es comer fruta, y lo hacen con un jugo natural. Resulta que así no aprovechamos todos los beneficios de cada fruta. Es preferible comerlas, antes de tomarlas, pues así aprovechamos la fibra. Además, evitamos sumarle más azúcar al batido.

Aunque no es normal, el café sin azúcar también sabe bien, cuando está bien hecho. Obviamente a mí tampoco me gusta hahaha, pero si empezamos reduciendo de a poco el endulzante, el paladar se irá acostumbrando hasta no necesitarla más. Puedes agregarle leche o agua para suavizar su sabor, pero la idea es reducir el consumo de azúcar en el día.

También es beneficioso incluir yogurt o algún probiótico natural. Esto nos ayuda a mejorar la flora intestinal y la digestión. Así que puedes tomar tus tostadas y tu fruta acompañadas con unas cucharadas de yogurt griego.

Para el almuerzo:

Una de las claves es entender que no debemos contar calorías, ellas no son enemigas nuestras. En vez de eso te propongo contar ¡colores! Arma platos llenos de vegetales y verduras, todos ellos contienen la cantidad de nutrientes que el cuerpo necesita.  Tenemos la posibilidad de variar cada plato con ingredientes diferentes, ¡así que activa tu creatividad en tus comidas!

Por si también quieres conocer las proporciones correctas para tus almuerzos, aquí te dejo este enlace sobre el plato perfecto que te servirá.

Otra de las cosas que muchos nutricionistas y doctores recomiendan ahora, es reducir el trigo al mínimo. La pasta, las harinas, son alimentos que contienen grandes cantidades de gluten, que genera bastante inflamación. No significa que debes eliminarlas por completo, pero sí comerlas moderadamente.

En la cena:

Para lograr la cena ideal, debemos incluir hidratos, proteínas y grasas. Es decir verduras, en mayor cantidad que otra cosa, carne, pescado, pollo, huevo o tal vez una proteína vegetal y poco de aguacate o aceite de oliva, esas grasas nos benefician así que no les temas.

En la noche no es recomendado consumir frutas, pues el azúcar que contiene, al no utilizarla como fuente de energía, se acumula en forma de grasa. Después de cenar no vas a salir a entrenar, así que es preferible dejarla para la mañana.

Entre horas:

Toma mucho líquido, mantente hidratada y no comas por comer. A veces confundimos la sed con ganas de comer, así que entre comidas, piensa bien qué es lo que sientes.

Tener una botella de agua cerca te ayudará a mantener los antojos a raya. Por supuesto que un café o un té también son válidos hahaha. Si no te gusta tomar agua, busca otras opciones como el agua de coco natural o aguas saborizadas. Eso sí, nadas de bebidas gaseosas, evítalas a toda costa.

Y para matar los antojos dulces, lleva en tu cartera un puñado de dátiles o frutos secos. Por ejemplo las almendras son maravillosas. También la gelatina es una excelente merienda. Todo dependerá de ti y tus gustos, aunque no puedes decir que es imposible llevar una buena dieta.

No dejes de comentarme qué te pareció este post, ¡déjame tus recomendaciones por aquí!

Comentarios